General

“Antes todas las inmobiliarias estábamos en el mismo saco de desconfianza. Ahora ya no”

El Registro de Agentes Inmobiliarios de Cataluña es una iniciativa que aprobó en febrero la Generalitat de Catalunya y que pretende regular la actividad de las personas que se dedican a la intermediación de viviendas, de manera que para los profesionales del sector resulta obligatorio en esta comunidad autónoma estar inscrito en dicho registro, además de acreditar una formación relacionada y someter sus prácticas a la normativa. De lo contrario, se aplicarán elevadas multas.

¿Necesita el mercado inmobiliario una depuración de sus profesionales?

Necesitaba depurarse pero ya lo ha hecho en un porcentaje muy elevado. Desde que la actividad sufrió la caída del número de ventas a principios de 2007 y hasta mediados de 2009 las personas que ejercían la actividad sin formación ni ilusión ya han sido depuradas del sector. Ahora falta que los que queden sean verdaderos profesionales para no perjudicar a los consumidores y para recuperar la dignidad de los que quedamos. Desde el punto de vista de los consumidores antes todos entrábamos en el mismo saco de desconfianza. Ahora, aquí ya no. En Cataluña el Parlamento aprobó hace dos años una ley que define la figura del agente inmobiliario, impone formación, contempla prácticas obligatorias y otras que califica de prohibidas y respalda las sanciones.

¿Los profesionales del sector se sientes infravalorados?

Hay que diferenciar entre dos territorios distintos. En Cataluña esto ya no pasa gracias al marco normativo. Pero lamentablemente el registro todavía no se ha extendido al resto del Estado español, donde los profesionales sí pueden sentirse infravalorados.

En otras comunidades, como Baleares, los agentes inmobiliarios están pidiendo un registro semejante. ¿Cree que Cataluña abrirá el camino?

Estoy seguro de que ya lo hemos abierto. No me cabe duda de que otras comunidades como Navarra y País Vasco también lo harán y a corto plazo nos seguirán más regiones. Es de sentido común que una actividad que puede ocasionar disturbios en el mercado esté regulada de manera que cualquiera pueda ejercer la profesión, pero ésta esté regida por una normativa. No queremos gremialismos, sólo un árbitro que vele por el cumplimiento de las normas.

¿De qué manera beneficia y perjudica a los profesionales el Registro de Agentes Inmobiliarios de Cataluña?

A los profesionales que entiendan que hay que cumplir los requisitos les beneficiará en su dignidad. Los que no quieran cumplirlos porque consideren que no es necesario conocer los términos jurídicos ni tener ninguna otra formación en Cataluña se encontrarán con sanciones administrativas que van desde los 3.000 hasta los 900.000 euros. El día 9 de septiembre finaliza el plazo para inscribirse en el Registro de Agentes Inmobiliarios y en Cataluña marcará un antes y un después en la profesión.

¿Y a los particulares cómo les influirá?

Los consumidores podrán seguir saliendo al mercado con tratos de particular a particular pero también tendrán la garantía de que si quieren hacer uso de los profesionales existe un marco específico de regulación de sus derechos igual que lo hay en otros sectores como agencias de viajes, mediación financiera y un largo etcétera de actividades tan importantes como ésta.

Entrevista publicada a Fotocasa
Per veure podeu fer click aquí.

Joan Ollé Bertrán,
President del Col·legi d’Agents de la Propietat Immobiliària de Barcelona

Deja un comentario