General

Servihabitat apunta que el precio de la vivienda subirá un 3,8%

El precio de la vivienda crecerá un 3,8% en 2016 al calor de un incremento de las compraventas de inmuebles del 10%, según el ‘Informe de Mercado Residencial en España Servihabitat Trends’, que localiza los principales repuntes de precios en Baleares (6,8%), Comunidad Valenciana (4,6%), Cataluña (4,4%) y la Comunidad de Madrid (4%).
El servicer independiente señala que, a la vista de estos indicadores y de otros como la paulatina reducción del ‘stock’ de obra nueva sin vender, del 25% este año, hasta los 367.500 inmuebles, “la recuperación del mercado residencial española se consolida a ritmos moderados, pero sostenidos”.
Y es que, pese a que ya detectan incrementos de precios vistos en los años de la ‘burbuja’ en algunos enclaves con escasez de oferta, el consejero delegado del servicer, Julián Cabanillas, ha asegurado en rueda de prensa que “se está volviendo a los orígenes de forma más controlada y menos disparatada”. “Hoy en día hay un mercado saludable, no una burbuja“, ha añadido.
Más en detalle, un incremento del 10% en las compraventas de viviendas supondría alcanzar una cifra de más de 440.000 inmuebles transaccionados este año, gracias a la activación de la demanda embalsada en los últimos años, el aumento de la actividad inversora aprovechando el atractivo del mercado español y la reactivación de la financiación hipotecaria.

Por tipologías, el repunte de las ventas vendría liderado por la segunda mano, que supondría el 70% de las transacciones, tanto en el caso de las viviendas habituales como de las vacacionales.
No obstante, el director general de Negocio Inmobiliario de Servihabitat, Juan Carlos Álvarez, ha señalado que “la promoción de obra nueva sobre plano está funcionando muy bien“, de forma que algunas promociones se venden en cuestión de días sin haberse levantado aún, aunque se trata de transacciones que saldrán a la luz de las estadísticas casi dos años después, cuando se escrituren.
Madrid

El mayor volumen de actividad compradora se espera en Asturias (18,2%), Cataluña (12,2%), País Vasco (11,6%), Comunidad de Madrid (10,4%), La Rioja (10,3%) y Comunidad Valenciana (10%). La única comunidad en la que descenderá el volumen de operaciones respecto a 2015 será Extremadura (0,6%).

Ciudades en ‘stock’ técnico

Así, el informe ahonda en que en las ciudades de más de 100.000 habitantes se registrará una situación prácticamente de ‘stock’ técnico, a diferencia de lo que ocurre en sus áreas metropolitanas y localizaciones más alejadas.
En esta situación, Servihabitat estima que tanto los visados de nuevos proyectos, como los iniciados y los terminados tendrán incrementos de dos dígitos en 2016. Concretamente, el parque residencial español aumentará en más de 50.000 viviendas, un incremento del 12,5% interanual, y se visarán casi 90.000 proyectos, un 17,6% más que en 2015.
Por otro lado, el mercado del alquiler se estabilizará en 2016, en torno al 21% del total del parque de vivienda, según datos de Eurostat, muy por encima del 11% del año 2000. Detrás de este repunte están la mayor movilidad laboral, las menores expectativas de revalorización de la vivienda en propiedad, los nuevos modelos de familia o la eliminación de incentivos a la compra.


Las sombra de la inseguridad jurídica

Con todo, desde Servihabitat avisan que hay sombras que amenazan al sector, especialmente a este segmento del alquiler. Así, aunque “la incertidumbre política no está afectando” al sector, sí lo está haciendo, a juicio de Cabanillas, la “inseguridad jurídica” que supone una “falta de homogeneidad” entre las políticas de protección de los inversores o propietarios entre las diferentes regiones y ayuntamientos.
Concretamente, Cabanillas ha señalado que está cruzándose una fuerte de demanda de pisos en alquiler con una escasez de oferta por esta desconfianza de los inversores, que impide que el parque de vivienda en arrendamiento en España supere el 21% hasta proporciones acordes con otros países de la UE.
Ante esta situación, desde Servihabitat se demanda un “mayor equilibrio en la protección de los derechos y los deberes de todos los agentes del mercado” y “más homogeneidad” entre las decisiones de las administraciones.
Fuente: Fotocasa