General

Los ayuntamientos podrán actuar ante subidas abusivas de los alquileres

El Pleno del Congreso ha aprobado una proposición no de ley para permitir que los ayuntamientos, en coordinación con su correspondiente administración autonómica, puedan intervenir ante incrementos abusivos del precio del alquiler.

La iniciativa, llevada al Congreso por Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea y finalmente pactada con el PSOE y PDeCAT, ha salido adelante gracias al respaldo también de Esquerra Republicana, Compromís y Foro Asturias. Por contra, PP y Ciudadanos han rechazado la propuesta, mientras que PNV y UPN han optado por abstenerse.

El texto finalmente aprobado también reclama el impulso de un parque público de alquiler utilizando casas vacías de grandes tenedores, “prioritariamente de la SAREB y de las entidades financieras que no estén cumpliendo su función social”, a través de mecanismos legales que obliguen a incorporar estos inmuebles desocupados al stock público de viviendas. Controlar las SocimisAsimismo, el acuerdo del Congreso pasa por revisar la fiscalidad y condiciones legales de las Socimis con el objetivo de vincularlas a la promoción de vivienda de alquiler asequible, y así “garantizar el retorno social de este tipo de sociedades, preservando la función social de la vivienda”.

La iniciativa exige la modificación de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU)con el objeto de revertir la situación de vulnerabilidad a la que, denuncian, están expuestas los arrendatarios tras la reforma de la ley en 2013. En este sentido, reclama mejorar las garantías jurídicas de de las personas arrendatarias para que puedan presentar oposición al desahucio, la ampliación del límite legal para prorrogar tácitamente los contratos de tres a cinco años “como mínimo” y la vuelta al IPC como referencia para la variación anual del precio del alquiler.

Otra de las medidas adoptadas es la de establecer, dentro del Instituto de Crédito Oficial (ICO), una línea de crédito destinada a financiar la construcción o rehabilitación de viviendas con destino el alquiler a precios asequibles, cuya financiación debe ir destinada a entidades públicas o público-privadas de lucro limitado.

Asimismo, el Congreso llama a incluir en el próximo Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 ayudas al alquiler en función de la renta, no únicamente para jóvenes, así como ayudas para incentivar que pequeños propietarios pongan sus viviendas en alquiler asequible. En este sentido, reclaman que se incremente la dotación presupuestaria destinada al programa de fomento del parque público de vivienda en alquiler, con el objetivo de duplicar el número de actuaciones previstas durante la vigencia del próximo Plan de Vivienda, en comparación con el anterior.

Fuente: El Confidencial

General

Barcelona se plantea una tasa para los propietarios que tengan pisos vacíos.

El Ayuntamiento de Barcelona no quiere que haya pisos vacíos de larga duración y sin causa justificada en la ciudad. Por eso, se plantea imponer una tasa que penalice a los propietarios que se empeñen en mantener sus viviendas vacías. 
No es el primer intento del consistorio de hacer aflorar las viviendas vacías al mercado con el objetivo de garantizar el derecho a la vivienda. Pero tras la suspensión del Tribunal Constitucional de gran parte de las medidas recogidas en la Ley Catalana Antidesahucios, había que buscar una nueva fórmula.
Así que en el último pleno municipal antes de las vacaciones se aprobó, provisionalmente, una tasa de 633 euros que tendrán que pagar aquellos propietarios que tengan pisos vacíos durante más de dos años y sin causa justificada. La tasa servirá para costear la inspección y la tramitación de los expedientes y sanciones, que hasta el momento, asumían las arcas públicas.
No obstante, aún debe finalizar el periodo de alegaciones que se abre durante un mes desde la aprobación en el pleno municipal, que se celebró a finales del mes de julio.
Barcelona

¿Qué objetivo tiene la tasa de pisos vacíos?

La tasa será de carácter general y se le podrá aplicar a todo el mundo, tanto a particulares, como entidades financieras y grandes tenedores de vivienda. No obstante, desde el Ayuntamiento aseguran que está pensada para el segundo grupo, los bancos y grandes tenedores de viviendas.
El objetivo es obligarlos a poner en el mercado el máximo número de viviendas posible, dada la escasez y altísima demanda de pisos de alquiler que hay en la ciudad Barcelona. Hecho que, como consecuencia, está provocando que los precios batan récords, siendo inaccesibles para una parte importante de los ciudadanos, que no tienen otra alternativa habitacional que no sea el alquiler. 

¿En base a qué se ha fijado la cantidad de esta tasa para pisos vacíos?

Según el consistorio, 633 euros es lo que le cuesta al Ayuntamiento verificar que el piso está vacío. Pero, además, si la propiedad no corrige esta situación, se le cobrarán 286 euros por cada requerimiento nuevo. La fórmula ya se usa en otros municipios de Cataluña como Terrassa o Santa Coloma de Gramenet, y desde Barcelona en Comú aseguran que está avalada jurídicamente.
Fuente: Api.cat