General

Tienda inmobiliaria.

El Barcelona Meeting Point capta el interés de los consumidores pese a la crisis.
La mayoría de los comerciales presentes en el salón Gran Público del Barcelona Meeting Point (BMP) respiraba ayer tranquilos y no sólo eso, deseaba la llegada de hoy y este fin de semana. Y es que había cierta euforia, que algunos trataban de controlar. No estaban solos, había visitantes y el miércoles, en principio un día inhóspito para las ventas contaban a centenares los nuevos contactos y conseguía cerrar ya las primeras operaciones. Muchos respiraban tranquilos, porque después de meses sin apenas actividad, se esperaban lo peor. Y por ahora, al menos, repiten cifras del 2007. «Ayer cerramos cuatro ventas y para hoy tenemos previstas otras tantas. Hicimos cerca de un centenar de contactos», explicaba el director comercial de Reyal Urbis, José Luis Cazcarra. «Hay una falta de confianza en general en todo, pero de alguna forma ya hemos tocado fondo. Y sigue habiendo quien necesita comprar una vivienda, nosotros trabajamos con diferentes entidades por lo que la financiación no suele ser un problema», añade.
El sector, presiente, al menos, un poco de viento a su favor: Hay compradores, los pisos ya no van a poder bajar más, simplemente, porque no pueden bajar más; y este año la mayor preocupación es dar una salida a la financiación. «Los promotores hemos tenido que buscar soluciones, como el alquiler con derecho a compra, facilitar el acceso a la financiación con todo tipo de iniciativas.Poniendo mucha imaginación. Este año estamos con un número de visitas similares a las del año pasado, con una diferencia, que las personas que vienen tienen más claro que quieren comprar una vivienda. Quien está aquí es porque quiere algo. No es la alegría de años atrás, pero es un cambio», añadía Ainhoa Gárate, responsable de Marketing de Promomed. En su caso, el miércoles conseguían hacer una cuarentena de contactos. «Y nos queda el fin de semana que es cuando esperamos mayor afluencia del público más joven. Ya estoy preparando los globos», añadía.
Centenares de contactos que se repetían en Espais, así como en otras inmobiliarias presentes en el salón. «Todavía no podemos hacer una valoración, pero la sensación es muy buena. Satisfechos porque hemos podido constatar la unión y la profesionalidad del colectivo, y porque estamos teniendo muchas visitas y eso que el miércoles y el jueves no son buenos días, la actividad de verdad empezará mañana» – por hoy-, aseguraba ayer Joan Ollé, presidente del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API). En su caso, con la presencia de una veintena de inmobiliarias con viviendas desegunda mano: «La sensación general es que ya hemos tocado fondo y que, de alguna forma comenzamos ahora la curva ascendente».
El salón de Gran Público espera a partir de hoy sus días de más trabajo cuando, precisamente ayer, cerraba sus puertas el Salón Profesional del BMP en donde, según el presidente del certamen, Enrique Lacalle, se repetían cifras del 2007. «Hemos tenido unos 14.000 profesionales acreditados», explicó, a la vez que destacó la presencia de los inversores de Emiratos Árabes,interesados por varios proyectos y «la satisfacción generalizada de los panameños que han venido como país invitado». Lacalle confirmó que se está acabando de ultimar la celebración de un Meeting Point en São Paulo.

Artícle publicat a «La vanguardia» el 7 de Novembre del 2008
Per veure l´Artícle podeu fer click aquí.

Joan Ollé Bertrán,
President del Col·legi d’Agents de la Propietat Immobiliària de Barcelona

Deja un comentario